Atrapaluces

Atrapaluces
Galería Alonso Garcés
febrero de 2012
Bogotá, Colombia

Atrapaluces es una instalación de sitio específico compuesta por esculturas de tela y luz. Las vigas iluminadas únicamente desde el exterior del espacio son túneles que unen las ventanas pares existentes. Los atrapaluces están hechos de tela quirúrgica que comúnmente se utiliza en hospitales para tapabocas y batas que protegen de gérmenes, y que en la galería filtran la luz, el viento (las secciones superiores de las ventanas fueron retiradas), el frío y la contaminación. Mientras las esculturas se perciben como “vigas arquitectónicas” que toman protagonismo en el espacio, los sólidos muros de la galería permanecen en un segundo plano en penumbra. Sobre el piso en el que el visitante camina libremente reposa la tela del último atrapaluz. Este cuelga de la única ventana que no tiene par en el muro opuesto, ya que para estos objetos la luz es portadora de estructura.

 

De nuevo este trabajo, como en Elogio de la sombra II en el Centro Colombo Americano en 2006, retoma los contenidos del texto de Junichiro Tanizaki: El elogio de la sombra (1933), donde el escritor japonés resalta la importancia en Oriente tradicional de filtrar la luz directa del sol. Tanizaki describe como, a través de los elementos arquitectónicos, la luz se convierte paulatinamente en penumbra.

 

Los Atrapaluces buscan rescatar la sensación de estar en un templo volviendo al uso original de la galería que hace más de 40 años fue una capilla. En la arquitectura religiosa la luz es un elemento de construcción preponderante.